Deja huella en el cliente adecuado gracias al sampling

Internet, los medios masivos como TV o radio, los anuncios display en formato off line o la prensa tradicional son formas habituales de emplear la creatividad y la publicidad para conseguir atraer clientes, pero ¿Qué es nuestra marca en ese maremagnum? Simplemente una aguja en un pajar.

Ya no sirve con tener una web o haber hecho una campaña en el periódico local de tu ciudad, porque la visibilidad es accesible a casi todo el mundo y es necesario hacer algo más para que sepan que estás en el mercado, que eres una opción y que puedan escogerte.

En estos momentos, el marketing experiencial, la conexión con el cliente y dejar que nos prueben se están convirtiendo en los aliados para conseguir la atención de una población con exceso de estímulos externos, que busca más cercanía y confianza.

Por ello, el sampling se convierte en una opción atractiva para conseguir que el potencial cliente nos pruebe y pueda tener una opinión informada, un juicio que le lleve a conectar con la marca e incluso que le pueda convertir en apóstol de la misma. Sabemos que la estrategia no es pura innovación, pero fue muy efectiva para los que fuimos niños en los 80 y 90, y ahora sigue siendo igualmente atractiva para nosotros y para los más pequeños.

Mandar muestras es una forma efectiva de lograr conexión si nos prueban, pero para ello es importante que el procedimiento se haga de forma correcta. Por ejemplo, si vamos a enviar muestras de comida para bebés, deberemos tener herramientas o recursos adecuados que nos indiquen donde entregarla.

Por ejemplo si hacemos un buzoneo en Sevilla, lo lógico es irnos a barrios donde hay mayor población joven, en edad de tener hijos que por ejemplo a barrios clásicos como Triana, donde la media de edad está fuera de edad fértil en muchos casos.

Y es que la estrategia de sampling debe ser geolocalizada y teniendo en cuenta datos sociodemográficos, puesto que hay que optimizar los recursos siempre, tanto para abaratar los costes, como para tener garantías de éxito.

Por ello, el buzoneo sigue siendo una buena opción, siempre y cuando sepamos a quien nos dirigimos, si es posible teniendo una base de datos de calidad previa, o haciéndolo a través de operadores que nos den experiencia y solvencia. Además, debemos intentar conectar el mundo offline con internet, ya sea incluyendo URLs o códigos QR para recoger información y fomentar la entrada, por ejemplo, en nuestra tienda on line.

La compañía Geobuzón ofrece servicios en todo el territorio español en este aspecto, y también dispone de delegación en Sevilla, por lo que no es excusa decir que esto sólo lo pueden hacer las grandes empresas en Madrid o en Barcelona. Merece la pena informarse.

Aquí tienes el enlace si quieres leer sobre la entrada original de sampling de Geobuzón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *