Evita que tu tienda on line sea una aguja en un pajar

Las compras on line no hacen más que crecer y no parece que la tendencia vaya a cambiar porque la gente ya ha perdido el miedo a usar la tarjeta de crédito para el ecommerce. Además, cada vez hay más personas que se dedican a vender a través de internet, ya sea a través de su propio sitio web o mediante marketplaces que simplifican en cierta medida la tarea, evitando que tengamos que adquirir más conocimientos informáticos de los que ya tenemos como usuario.

Utilices el medio que utilices para realizar las ventas, debes tener en cuenta siempre que cualquiera tiene hoy una página web y, aunque para ti sea maravilloso tu comercio electrónico, lo cierto es que es una aguja en un pajar, difícil de encontrar, englobado entre miles de millones de sitios a los que acceder.

Por este motivo, es vital el uso del marketing digital para ecommerce con vistas a conseguir un lugar destacado o posición preferente en los diferentes ámbitos de internet, para lograr incorporar tráfico que luego pueda convertirse en ventas dentro de nuestra tienda on line.

Ni que decir tiene, que a día de hoy hay que tener el negocio adaptado a móviles, porque es el medio de consulta predominante cuando se realizan búsquedas, copando el 57% de las mismas según recientes informes. A esta orientación móvil hay que añadir landing pages de calidad, con las que podamos captar datos para luego mantener una estrategia de email marketing, algo muy útil si no nos pasamos de agresivos.

La publicidad digital es otra gran baza para lograr visibilidad, ya que los resultados son más inmediatos, puesto que con una buena campaña de SEM podemos dirigir tráfico más cualificado a nuestro comercio electrónico a un coste razonable.  A esta pata habría que sumarle el SEO, ya que una buena estrategia de contenidos junto con una buena gestión de incorporación de enlaces, termina de configurar un universo de visitantes vinculados a palabras clave estratégicas de tu negocio on line.

Ahora bien, todo debe partir el uso de estratégico del marketing. Lo que hemos dicho anteriormente no sirve de nada si no miramos a la competencia, a las palabras que mueven el mercado en el que nos desenvolvemos, a las acciones que llevan nuestros rivales a cabo, intentando siempre entender sus porqués.

En estos momentos la guerra comercial ya se hace con láser, buscando una precisión quirúrgica, entre otras cosas porque todo es medible y cuantificable, permitiéndonos optimizar cualquier actividad que pongamos en marcha con herramientas que además general alto valor añadido para nuestro negocio on line.

Y es que la base siempre será conocer mejor al cliente, llamar su atención, realizarle propuestas atractivas, acercarles los productos de forma sencilla y facilitarle la entrega, si es producto físico, de una forma ágil.  A todo ello, debemos sumarle grandes dosis de información para eliminar cualquier atisbo de duda, porque la disponibilidad de esos datos fomenta que nuestros clientes se sientan seguros y mejor atendidos, siendo vital también la presencia de aviso legal o las condiciones de compra y devolución, que en muchos casos es lo primero que consultan los más avezados clientes on line.

Con todo nuestro ecosistema digital bien organizado, nuestra aguja estará en la mejor sastrería y nunca más parecerá perdida en el pajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *