Por qué funciona el merchandising en ferias, congresos y eventos públicos

Caramelos personalizados (Fuente: Papa Bubble)

Estamos en plenas fiestas navideñas y vemos que brillar con una comunicación o publicidad se complica porque hay demasiados estímulos para los viandantes, internautas o televidentes. Es cierto, estas fechas complican el uso de herramientas de marketing por la sobre abundancia que existe, pero hay recursos contrastados que siempre nos resuelven el dilema de hacer una acción publicitaria en esta u otras fechas.

Ahora tocan las Cabalgatas de Reyes Magos y quizás sea un marco inigualable para dejar algún obsequio que perdure en la mente o en las manos de quien lo recoge.  Qué mejor opción si quieres ser recogido en dicho evento que realizar caramelos personalizados, una opción fiable y económica para llegar a mucha gente, sobre todo con orientación local, para publicitarse en esa ciudad o pueblo.

Rey Mago tirando caramelos, en muchas ocasiones publicidad de entidades bancarias (Fuente: Allergychef)
Rey Mago tirando caramelos, en muchas ocasiones publicidad de entidades bancarias (Fuente: Allergychef)

Todos hemos cogido caramelos en estos momentos, y permanecen además en casa durante un tiempo, se regalan, es decir, obtienen una segunda vida que sigue proporcionando valor a la acción realizada.

Por otra parte, no hay que extrañarse del clásico éxito de las bandejas de caramelos en los stands de las ferias, que siempre se quedan vacías por iniciativa propia de los visitantes que, ya sea por la gratuidad o la conveniencia, acuden ávidos a llenar los bolsillos con los dulces.

Otro caso de éxito en los congresos son los bolígrafos, esa mínima expresión de material de oficina que se queda rápidamente en los bolsillos y maletines de los participantes y que después usan hasta el final de su consumible, la tinta. Existen hasta coleccionista de dichos recuerdos y, como en el caso de los caramelos, cuando se logran varias unidades, se regalan o comparten también en la oficina. Una baza a nuestro favor, sin duda.

Jóvenes australianos con todo tipo de regalos de congreso (Fuente: National Youth Science Forum)
Jóvenes australianos con todo tipo de regalos de congreso (Fuente: National Youth Science Forum)

Las bolsas publicitarias siguen manteniéndose como el gran aliado de la feria y el congreso, ya que nos permiten transportar libretas, folletos o los propios bolígrafos, aportando una gran conveniencia a quien la recoge, que a su vez se convierte en hombre o mujer anuncio mientras deambula por el evento. Nadie se lo plantearía a priori de esta forma, pero con ello conseguimos una pequeña “valla publicitaria móvil” que nos ayuda en gran medida a hacer branding.

Es un secreto a voces que mientras más útiles sean nuestros regalos de merchandising, más tiempo permanecen en manos de los potenciales clientes, que como puede suceder con un paraguas, lo pasean por toda la ciudad y lo mantienen por ejemplo en el coche por si cae un chaparrón.

Hasta en Corea del Norte usan paraguas promocionales (Fuente: Japantimes.co.jp)
Hasta en Corea del Norte usan paraguas promocionales (Fuente: Japantimes.co.jp)

No debemos dejar atrás formatos más recientes como el Pendrive USB, por el que hay hasta competición en las oficinas, puesto que nos resuelve en muchos casos llevar y traer información, compartirla con el resto de compañeros y, cómo no, llevar incluso nuestras fotos personales para imprimir en los nuevos kioskos de las tiendas de fotografía. Un rendimiento bestial atendiendo a las necesidades digitales de todos en la actualidad.

Por ello, ya escojas caramelos, bolsas, bolígrafos, paraguas o pendrives, debes mantener siempre la mente abierta y pensar en la utilidad y perdurabilidad del objeto, ya que será directamente influyente en el éxito de la acción de marketing para branding a través de merchandising.

Bueno, y que es gratuito… 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *