Sobre la Zona Cero del incendio de Huelva

La zona cero sigue sufriendo las consecuencias

del devastador incendio de este pasado verano. Al final, los planes y plazos

para comenzar la reforestación no se cumplen y, como es habitual, han

engañado a todos los pequeños propietarios de las tierras del

municipio de Berrocal.

Políticas de izquierdas que le llaman, dándose golpes en el pecho,

y haciéndose abanderados de la causa. Para llorar vamos.

Vaya este “post” por las encinas y los alcornoques, por los pinos y las adelfas, por esos animales muertos, y por el trabajo de varias generaciones, sosteniendo su entorno.

Más sobre Berrocal

Berrocal se encuentra situado en el margen izquierdo del Río Tinto, distante

de la capital onubense 80 kilómetros. El origen exacto del pueblo no

ha llegado a saberse; sin embargo se cree que surgió como consecuencia

de un pasaje de diligencia para caballerizas, ya que junto al pueblo pasa un

carril romano desde el Río Tinto al Guadalquivir.

Durante la época de la Roma Imperial las minas de Río Tinto fueron

objeto de una gran actividad y los minerales eran transportados por la calzada

minera para su embarcado con rumbo a la capital del Imperio. En este tiempo

debió de existir ya un gran núcleo de población que los

romanos llamaron LOELIA.

Cuando en el siglo V d.C. las minas de Ríotinto quedaron paralizadas,

los moradores del pueblo se fueron adaptando a la vida del pastoreo, caza, explotación

agrícola de los cercados y recolección de la miel de las colmenas.

En esta época, aunque no se puede precisar el momento, la localidad se

llamaba San Juan del Río. Porteriormente, el pueblo de Berrocal -como

aldea- perteneció a la despoblada localidad Tejada de la Vieja. Hacia

el año 1612 contando con 60 vecinos fue levantada villa por el Rey Felipe

III, iniciándose la construcción de la Iglesia Parroquial de San

Juan Bautista, la cual quedó terminada en 1646.

Sobre el año 1860 hubo un reajuste en los términos municipales

de la comarca que afectó a Berrocal, siendo recortada su extensión

en beneficio de las Villas de Paterna y Escacena del Campo. En 1833 se creó

la actual provincia de Huelva pasando a depender Berrocal del partido judicial

de Valverde del Camino y no de Aracena como lo venía siendo hasta ahora.

A partir de los años 70, el pueblo ha sufrido un cambio sociológico,

haciendo de él un lugar próspero y tranquilo, pasando a ser lugar

residencial, debido a que los oriundos que poseen su trabajo en Sevilla y Huelva.

Fuente: Web sobre Berrocal de Juan José Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *