Una cesta inesperada que alegró mi Navidad


Como estamos en crisis, ya no hay cestas, ni comidas de empresas y para mi gusto se está perdiendo un poco el espíritu del “regalo” en el mundo empresarial. Algunos dirán que es lo mejor, pero la cercanía, la calidez y eso de que piensen en uno es un valor intangible que se ha ido al garete.

Pues bien, como otros años, la gente de Yell Publicidad, en concreto Reyes, se ha vuelto a acordar de mi y ha mandado un magnífico surtido de bloc de foie, crema de uva, jamón de pato, tostas y vino, para endulzar las fiestas.

Todo ello venía acompañado de un libro, algo que siempre me encanta, claro está. Este libro se llama El Tiempo Amarillo y es una suma de fotos bellísimas y texto, que celebra el cuarenta aniversario de la edición de las conocidas Páginas Amarillas.

Solo puedo agradecer y agradecer este detalle, que me ha llenado de alegría en esta sórdida navidad de la Crisis. Y recuerda, la eliminación del regalo es la deshumanización total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *